La diferencia

Hoy me llamó una editora para decirme que no a un proyecto. Y en lugar de entristecerme hoy sentí que el mundo era más amable, se molestó en llamar y explicar los porqués, no hacía falta, pero lo hizo. Hay veces que los proyectos no encajan en un lugar porque les espera otro lugar y está bien. Es entendible y normal. Y lo agradezco públicamente porque las formas importan. Gracias.

Anuncios

Comenta, si quieres.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s