Los hermanos Karamázov 

El terrible siglo XIX. Lo peor es que en el s. XXI no andamos muy lejos….

“Para mí las feas no han existido: el mero hecho de ser mujer, esté solo hecho, ya es mitad de lo que hace falta… ¡pero cómo vais a comprenderlo vosotros! ¡Hasta en las “vieilles filles” puedes encontrar a veces, si buscas, tal cosa que te quedas pasmado de cómo ha habido tontos que las han dejado envejecer sin habérselo descubierto! Con la desharrapada y con la fea, lo primero que hay que hacer es asombrarla, es así como se la ha de abordar. ¿No lo sabías? Es necesario que quede estupefacta hasta el entusiasmo, hasta el éxtasis, hasta la vergüenza de que semejante señor se haya enamorado de una tiznada como ella. Es verdaderamente magnífico que siempre haya habido y haya en el mundo granujas y señores, y siempre habrá también fregatrices para sus señores. ¡Qué más se necesita en esta vida para ser feliz!” 

“Los hermanos Karamázov”. Dostoievski. Página 172, Ed. Gredos, (1880), 2016. Traduc. Augusto Vidal.

Anuncios

Comenta, si quieres.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s